Silvia Carradori (desde Italia) nos lee poemas de Daniela Catrileo, del pueblo Mapuche.

Ciclo BOCANADA – Palabras de boca en boca.
Poemas del poemario “Guerra Florida” (2018) de la poeta mapuche Daniela Catrileo. Narradora: Silvia Carradori (desde Italia)
FB: Silvia Carradori
IG de la autora: Daniela Catrileo

Bajo el resplandor 
nuestras pieles 
se iluminaron doradas 
como un ojo de jaguar 
que abre el secreto 
del arcoíris en su pupila
y sucumbe ante el fulgor 
de los signos 

En este pedazo de mundo
siempre se trata de un cometa  

*

Relámpagos
                y su tormenta 
destellos en la oscuridad

La hermosa noche muerta 
arde

y tu piel      tan de humo
en este crepitar de árboles

*

Los astros señalaron la matanza 
como guardianes de nuestro secreto 
pero era tarde y fue niebla 
          quema y naves anunciando aflorar

Al siguiente pestañeo de olas
estelas    brasas desplomadas 
iluminaron el cielo como un rayo 
que demora en ramificar 
la oscuridad perpetua de su bóveda  

Del cielo caían astillas
                       y cenizas 
                       y nuestros cuerpos desnudos 
se fueron vistiendo en las entrañas del océano
irradiando nuestros párpados 
hasta la pregunta       

Ya sabíamos de nosotras
islas desparramadas bajo dioses 
imposibles de nombrar

No future            ¿Y ahora qué? 
Que cada ojo negocie por sí mismo

*
Ensayamos un escenario de griteríos 
para enojar a la montaña 
con máscaras que tapizan 
vestiduras     pieles de fieras panterinas 
y nuestros corazones al centro

Una geografía selvática 
donde entrenamos flechas y coreografías 
para nuestras centinelas

              Después de esto
las noches no fueron más 
que el invento del origen
un manojo de muertes a la intemperie 
y tal vez 
un poco de añejo mezcal 
que nacía del primer árbol

Antes del horror estábamos vivas 
Todas quisimos ser el sol

*

Travestidas 
a punta de peyote 
algunas Mujeres del Este
se inyectan muday 
ante el delirio de ser vencidas

N i ñ a s p u m a           
N i ñ a s c i e r v o 
                   
                    bailando lo que resta de vida

En este amasijo de tierra 
¿qué más se puede hacer? 
Nadie quiere aceptar el final

Mañana volveremos a las ofrendas 
Y yo diré:       
                       este es mi cuerpo
                       esta es mi sangre
                       esta es mi promesa para ustedes

Voy a torcer cuellos enemigos
patear cráneos 
honrar la ficción indecible
que no podremos escribir

Antes de ver sus cabezas apiladas en el campo 
me iré a reventar yanaconas
Esa será mi última fiesta

*

De rodillas ante ti 
Volcán Madre
enciendo el fuego 
y la montaña se ilumina

Empalmo mi frente 
con cal de tu ceniza
trenzo mi cabello
con ramitas de menta
               y repito: 

                Esto soy
una última jugada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s